Graves inundaciones en Chennai

Desde el pasado martes y hasta hoy sábado la mayor parte de la ciudad de Chennai -de 6 millones de habitantes- se ha mantenido sin electricidad, con escaso acceso a agua potable y en un estado de colapso total. Hoy, algunos barrios han recuperado ya la corriente y algunas calles vuelven a abrir al tráfico (que en verdad nunca estuvo cerrado: siempre hay algún valiente en esta ciudad que se abalanza sobre el asfalto anegado con un autobús público abarrotado de gente, o con su scooter privado intentando llegar a su destino y teniendo que forzar el motor para mover el vehículo porque el agua cubre prácticamente sus dos ruedas). Ya ha habido unas 300 personas fallecidas y más de 200.000 evacuados. La ciudad se ha movilizado y se han habilitado lugares públicos para que la gente sin casa pueda refugiarse y puntos de distribución de agua y alimentos. Aun a día de hoy, el problema sigue siendo el acceso a las zonas más afectadas para distribuir los bienes de primera necesidad.

12119006_874640949323034_4784591730732842116_n

Dada la situación, sorprende que apenas medios británicos y franceses, más cercanos a esta ciudad por motivos industriales o históricos, se hayan hecho eco de esta crisis (conclusión sacada en pocos minutos -hay que ahorrar batería- de búsqueda en los medios más generalistas de nuestros países vecinos; espero equivocarme). Durante días se ha recomendado a todos los ciudadanos permanecer en sus casas y ser cautos a la hora de salir. El mayor problema reside en la crecida de ríos y lagos; pese a que la lluvia hoy ha remitido, todavía se avisa de la posibilidad de nuevas crecidas e inundaciones. En los últimos días, de hecho, se ha acusado al gobierno local de falta de información y previsión: parece ser que se han tenido que liberar grandes cantidades de agua de algunos lagos provocando consecuentemente inundaciones en zonas cuyos habitantes no fueron advertidos con tiempo.

Algunas historias se han ido difundiendo, sobre todo provenientes de la zona de Guindy, una de las más afectadas. Si el martes ya se había anunciado la necesidad de evacuar una gran parte de ese barrio, ese mismo día a las 8:30 de la tarde una familia que había decidido quedarse empeñada en no abandonar su propia casa pedía auxilio desde la azotea de su vivienda, la única zona libre del agua creciente. Los servicios de rescate no pudieron acceder a esa zona hasta más de un día después. Durante el miércoles, en muchos otros lugares, familias enteras se hacinaban en las azoteas de sus casas y esperaban que los helicópteros se acercaran allí y lanzaran paquetes con comida y agua. Es una terrible situación estar rodeado de agua hasta el cuello y tener como principal necesidad la falta de agua potable.

20151202_163937

4000 soldados fueron desplegados durante el miércoles y el jueves, y siguen trabajando junto a unos dos centenares de barcos cuya misión es el acceso a las zonas más conflictivas. La repartición de alimentos  se ha hecho, he podido leer y corroborar en mi barrio, de manera muy eficiente y voluntariosa. Muchas viviendas en zona seca han abierto sus puertas a algunos de los que se quedaron sin ningún sitio en el que refugiarse. Desde hace tres días, un matrimonio y un abuelo se han instalado en una habitación que teníamos libre en nuestro apartamento: el anciano es hermano de uno de nuestros vecinos. Durante los últimos días, además, no pudiendo cocinar en nuestra vivienda, hemos recibido cada día comida y cena calientes preparadas por vecinos con un hornillo de gas que mucho hemos echado en falta en estos días. La nota más positiva que saco de estos días (fácil de decir por no estar en una zona especialmente problemática) es la actitud de toda la gente de nuestro alrededor. Siempre sonrientes y amables; también tomándonos un poco el pelo a los dos blanquitos del barrio (mi compañera de piso francesa y yo): cada vez que salímos a la calle y caminamos por el agua radiactiva que nos llega hasta el gemelo, nos miran sonriendo y dicen: ‘Welcome to India, my friends! Where you from?’. En una ocasión, incluso, tres jóvenes muy simpáticos nos interceptaron y nos pidieron que les hiciéramos una foto en la que salen bien sonrientes. ‘This is bad, but we can manage, take a photo of us, good memory for you’.

20151203_135123

                                   Ellos son

Uno de los puentes que vertebran la ciudad ha sido completamente sumergido por el río Adyar; mi universidad va a cerrar las puertas, en principio, de lunes a lunes (se espera que después de este fin de semana ya se pueda recuperar la rutina normal); dos amigos que volvían el mismo martes de Pondicherry a Chennai llegaron ayer por la tarde, viernes, a su vivienda, casi milagrosamente. Está siendo una semana muy difícil para una ciudad que, de todas maneras, ve cómo las víctimas son siempre quienes viven a la orilla del río en casas o chabolas que se lleva íntegramente la corriente. En mi pequeño bloque residencial (ocho viviendas están agrupadas en una zo20151202_164300na cerrada), en el que vive gente acomodada, ayer se nos dio una pequeña gran alegría: un camión se introdujo en el recinto transportando un enorme generador, que se conectó a todas las viviendas. Entre todos pagamos una hora de electricidad en la que se pudieron recargar los aparatos móviles, cocinar por primera vez en días, rellenar el tanque de agua vacío y, por tanto, hacer un uso abusivo burgués de la ducha una tantum. Cuando el camión tocó la bocina, todos los vecinos salimos entusiasmados y echando de menos al alcalde de Bienvenido Mr. Marshall para que nos liderara hacia el encuentro de los camioricanos.

Amigos de diferentes barrios más al sur que el mío me confirman que la electricidad está volviendo, y con ello también una cierta tranquilidad que parece confirmar que  todo vuelve poco a poco a la normalidad. Esperemos que vuelva también aquí pronto. Ha pasado lo peor, al menos para los que no hemos tenido que abandonar una habitación con cama flotante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s